Lock & load

Se estroncha el bastón, te caes pero tirándote de jeta. Y te ríes, desde tu nuevo punto de vista aún arden las ronchitas, pero sabes que se caerán, ¿tú que crees? que todo tiene su final y nada dura para siempre? ¿y los dolores de cabeza de mi madre santa?, ¿cuándo se vence la mala leche de la gente que nació pa ser pobre de mente y de bolsillo?. Disculpa bróder, levanta la cabeza y sacúdete las lagañas.

Nojoda chico, ¿no te acuerdas de la sarrapanda de insultos que aprendiste en una noche? La verdad es que un tipo que huye y uno que se queda no se diferencian tanto como creen. El que se queda huye del camino nuevo. De lo posible improbable y del quiebre en la línea que dibuja el caminito entre la cama y el tv en casa de su mamá. Semerendo idiota.

El peo es que terminan haciéndote sentir más coñoemadre de lo que en realidad eres, dijo Rafa. Pero a veces es mejor quedar como un coñoemadre que como un estúpido. Pana, llegar hasta el punto de que la primera palabra malagradecida es un buenos días… el resto es como un marlboro sin filtro a las 7 de la mañana. No lo fuerces que se rompe. Promete algo que no vas a cumplir. Y no lo cumplas. Una semana sin bañarte es suficiente para que seas más tú. Y después el olorcito en la mano, la palabra subastada al mejor impostor, no me mires a los ojos que te quemo. Pero confía. No queda otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: