Ok.

Zero kills. 0k. De ahí viene el asunto. Escribo para mí pero como si yo fuera otra persona y a más nadie le interesara lo que escribo. Espacio de redención. De puño y letra y patadas y pellizcos. Hace tiempo empecé a escribir. Basura, por lo general. Ahora al menos espero que no me huela tanto a eso. Con pausas perentorias, silencios necesarios para que sedimenten las ideas y el cómo soltarlas. Capaz y termina abandonado al igual que otras experiencias.

Al menos en eso no me quiero fusilar a mí mismo.

Zero kills. Papel en blanco para empezar de nuevo. Y es mentira lo de los zero kills. Mucha sangre y sudor y tierra y risa derramada, miran por encima del hombro estas palabras arrugadas. Y en cada una de ellas respirarán en pasado o en futuro. Para el momento de decidir abrir este blog, llevaba no menos de 28 páginas de inventario personal. Más o menos pulido, más o menos crudo, más verdadero y menos escrupuloso que antes.

Porque nadie es tan complaciente con uno como uno mismo. Porque hay cosas que se llevan en la sangre. Y muchas, fusilándome, still have a big weight.

Porque me da la gana, y porque me gusta el vértigo.

Llévatelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: